Más de 250 personas, procedentes de 16 municipios rurales de las provincias de Valladolid, Palencia, Burgos, León, Zamora y Segovia participaron en el programa autonómico de ‘Parentalidad Positiva’

Un programa diseñado y ejecutado por la Asociación Colectivo para el Desarrollo Rural de Tierra de Campos, que ha contando con el apoyo de la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León

La parentalidad positiva se refiere «al comportamiento de las madres y los los padres fundamentado en el interés superior del niño y la niña, que cuida, desarrolla sus capacidades, no es violento y ofrece reconocimiento y orientación que incluyen el establecimiento de límites que permitan el pleno desarrollo de la infancia». Además, la gran diversidad de modelos familiares existentes en la sociedad actual y las diferencias culturales y de género, incrementan la variabilidad en la tarea de ser padres y madres. En definitiva, la educación parental positiva busca promover procesos de cambio cognitivos, afectivos y de comportamiento en los padres y las madres.

Bajo estas premisas, la Asociación Colectivo para el Desarrollo Rural de Tierra de Campos, durante los últimos meses del año, ha realizado en diferentes pueblos de Castilla y León una serie de charlas educativas dirigidas a madres, padres, abuelas, abuelas, profesorado y en definitiva toda aquella persona interesada en la educación de la infancia, con las que se pretendía poder ofrecer una serie de herramientas educativas para la mejora del bienestar y la calidad de vida de las niñas y los niños.

La primera charla, que llevaba por título “Aprendiendo a ser iguales”, ha tenido como objetivo mostrar, a través de ejemplos claros, lo importante que es para las generaciones futuras y el desarrollo pleno de todos los seres humanos la educación en igualdad.

Por otro lado, el objetivo de la segunda de las charlas, que llevaba por título “Erradicación del castigo físico y psicológico”, ha sido el poder ofrecer una serie de pautas para que las familias puedan mantener una relación sana con sus hijos e hijas sin necesidad de recurrir al castigo.

Desde el Colectivo Tierra de Campos, queremos dar las gracias a todas aquellas personas que han participado en las mismas, todos y todas vecinas de las localidades zamoranas de Vezdemarbán y Villalpando, las palentinas Fuentes de Nava, Becerril de Campos y Frechilla, la localidad leonesa de Grajal de Campos, las localidades vallisoletanas de Villabrágima, Langayo, San Bernardo, Castrillo de Duero, Cogeces del Monte y Pesquera de Duero; Nava de Roa y Sotillo de la Rivera, ambas localidades de Burgos y las segovianas Sacramenia y San Martín y Mudrian.

Ambas actividades se encuadran en el Programa Autonómico de ‘Parentalidad Positiva’, que nuestra organización ha venido desarrollando desde principios de 2019, con la cofinanciación de la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León, en el marco de las subvenciones destinadas a la realización de programas de interés general para atender fines sociales en el ámbito de la Comunidad de Castilla y León, con cargo a la asignación tributaria del 0,7% del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).