El modelo de sociedad se transmite de generación en generación mediante el proceso de socialización a través del cual las personas asimilan y hacen suyos los elementos culturales y sociales que favorecen y garantizan la adaptación e integración en la sociedad.

Este proceso de socialización es distinto según el sexo de las personas, asignando modelos diferentes para las mujeres y los hombres en función de lo tradicionalmente establecido.

El conjunto de cualidades y características psicológicas y físicas que una sociedad asigna a hombres y mujeres constituye lo que se llama estereotipos de género que son como ETIQUETAS que nos ponen al nacer y que son el germen de la desigualdad entre hombres y mujeres.

Mantener una educación libre de etiquetas y estereotipos, que ofrezca las mismas oportunidades a todas las personas y les ayude a crecer, personal y laboralmente, está en manos de todas y todos nosotros.

Por ello, desde la Asociación Colectivo para el Desarrollo Rural de Tierra de Campos, trabajamos por la igualdad entre niños y niñas, mujeres y hombres mediante la realización de diversos talleres y actividades que de manera transversal se llevan a cabo por el territorio de Castilla y León.