4 meses han pasado ya desde que el año 2019 diera comienzo y, no ha habido un solo mes que no hayamos tenido que lamentar el asesinato de una mujer a manos de un hombre machista. Dieciséis son ya las victimas oficiales, 16 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas, a las que hay que añadir 3 asesinatos más que las cifras que maneja el Ministerio del Interior aún no contempla como tales.

Pero la violencia contra las mujeres no se refleja solo en los asesinatos, eso es solo la punta de un Iceberg profundo que alberga un sinfín de abusos de poder. Desde los pequeños micromachismos velados e imperceptibles que impregnan nuestra sociedad, pasando por la infravaloración, el desprecio y la humillación, hasta llegar a la violencia física, psicológica, sexual y económica… la antesala del asesinato.

Hace ya varios años, Amnistía Internacional publicaba el “Iceberg de la Violencia de Género”, una infografía que muestra de manera gráfica los diferentes tipos de violencia que sufren las mujeres por el simple hecho de serlo, entre las que se encuentran las formas más sutiles e invisibles de violencia, como la publicidad sexista y, las formas más explícitas y visibles como la violación.

Desde la Asociación Colectivo para el Desarrollo Rural de Tierra de Campos, trabajamos por la prevención de la violencia contra las mujeres mediante la realización de diversos talleres y actividades que de manera transversal se realizan por el territorio de Castilla y León.