La igualdad es un derecho básico que queda recogido en el artículo primero de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la siguiente manera:

 – Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.

Es la base sobre la que construir un mundo mejor para todas las personas, objetivo que no se podrá alcanzar si se priva de oportunidades, de servicios y de la posibilidad de una vida mejor a la mitad de la población.

El potencial de aprendizaje en los niños y niñas es muy elevado, son esponjitas sin prejuicios que absorben de manera ilimitada todo lo que les llega procedente de la sociedad en la que viven y se desarrollan, de ahí la importancia de que estos y estas reciban desde el primer momento una educación en igualdad entre hombres y mujeres, niñas y niños.

Por ello, desde la Asociación Colectivo para el Desarrollo Rural de Tierra de Campos, trabajamos por la igualdad entre niños y niñas, mujeres y hombres mediante la realización de diversos talleres y actividades que de manera transversal se realizan por el territorio de Castilla y León.