Entidad Declarada de Utilidad Pública
 
COLECTIVO TIERRA DE CAMPOS
 
- Quienes Somos
- Fines
- Ámbito de Actuación
- Socios
- Redes y Plataformas
- Reconocimientos Institucionales




ÁMBITO DE ACTUACIÓN
 

Tierra de Campos es una comarca natural de Castilla y León que se extiende por las provincias de Zamora, Valladolid, Palencia, y León, 161 municipios la componen con una población total de 67.400 habitantes.

Tierra de Campos es de topografía llana, interrumpida a veces por algunos cerros. Es atravesada por ríos de escaso caudal como el Cea, Valderaduey y el Sequillo. Su clima es extremado y seco con inviernos muy fríos y secos y veranos cortos y muy calidos. La arquitectura y la artesanía tradicional de estas tierras están basadas en el adobe, el ladrillo de barro cocido al sol. Son famosos sus palomares, que inundan la tierra de campos, así como sus castillos y casas solariegas.

Considerada como eje del paisaje castellano, es una de las principales áreas cerealistas de España y lo era ya de la Hispania romana, siendo reconocido “granero de Roma” como lo demuestran las vías romanas que surcan el paisaje.

Sus primeros habitantes fueron los Vacceos, posteriormente fue ocupada por los romanos y después por los godos, adquiriendo entonces la denominación de Campos Góticos (Campi Gothorum) de donde deriva su nombre actual.

Cuando los musulmanes entraron en España, la Tierra de Campos pasó a ser un desierto fronterizo entre los cristianos al norte y los moros al sur. Pero a mediados del s. IX comenzó a ser repoblada por Ordoño I, Rey de Asturias.

Después pasó a ser campo de batalla en las luchas intestinas de los señores que poblaron los reinos de León y Castilla.

La primera referencia al nombre de Tierra de Campos la cita Alfonso X el Sabio en su primera "Crónica General" de España, cuando escribe: "En 735 anno de la Encarnación D. Alfonso I el Católico entro por Tierra de Campos la que tiene dell un cabo del río Ezla, dell otro río Carrión, de Pisuerga y de Duero et conquiriolo todo..".

Cuando los musulmanes entraron en España, Tierra de Campos pasó a ser un desierto fronterizo entre los cristianos al norte y los moros al sur. Pero a mediados del s. IX comenzó a ser repoblada por Ordoño I, Rey de Asturias. Después pasó a ser campo de batalla en las luchas intestinas de los señores que poblaron los reinos de León y Castilla.

En la Edad Media, diversas villas tuvieron gran importancia comercial y económica, como fueron Villalón de Campos y Medina de Rioseco. No obstante, a partir del s. XVIII la comarca entró en decadencia, y hoy en día no se puede decir que sea de las más prósperas de la región. Aún así, Tierra de Campos tiene sus riquezas (cereales, quesos, historia, cultura,...) que es preciso explotar en beneficio, sobre todo, de sus moradores.

Tierra de Campos es una zona agrícola por excelencia, principalmente de secano y cerealista (cebada, trigo y avena) donde aparecen otros cultivos como leguminosas, maíz, girasol,... Los regadíos ocupan porciones más restringidas dando lugar a remolacha, alfalfa, vezas,...

Agricultura productivista y protegida, dependiente de ayudas. La ganadería, con menor presencia, está dominada por el ovino, con una raza autóctona, la churra; la leche de oveja es transformada en queso de gran calidad y la carne comercializada como lechazo, ambos productos forman parte de la rica gastronomía tradicional. Los rebaños de ovejas por las tierras labradas utilizadas como pastizales forman una imagen característica de esta zona. El sector industrial tiene escasa incidencia, tienen importancia las industrias transformadoras de productos primarios, panaderías, queserías,... Los servicios crecen, concentrándose en cabeceras de comarca. Los negocios ligados al turismo van cobrando cada vez un mayor auge. La problemática social que sufre este territorio debido al proceso de pérdida de población que no cesa, marca toda la realidad. Envejecimiento y masculinización son desequilibrios demográficos que hacen peligrar el futuro de algunos pueblos pequeños, característicos de esta tierra.

En cuanto al porcentaje sobre empleo por sector, queda configurado de la siguiente manera: 23,5 % primario, 26,5% secundario y 50% terciario. A continuación hacemos un breve repaso de la situación, por sectores:

La agricultura es el mayor sector económico y de ocupación de esta comarca. Principalmente de secano y orientación cerealista (cebada, trigo y avena), donde aparecen otros cultivos como leguminosas, maíz, girasol. Se trata de una agricultura productivista, intensiva, con grandes superficies tras un fuerte proceso de concentración. Ocupa la mayor tasa de actividad masculina. La mujer ha trabajado desde siempre de forma invisible (actualmente con trabajos administrativos más que agrarios propiamente) y en cifras oficiales figura con una tasa bajísima de actividad.

El ganado ovino identifica la comarca con una raza autóctona, la churra, Los aprovechamientos principales de las ovejas son la leche con la que se elabora queso de gran calidad, la carne consumida en forma de lechazo sobre todo.

La industria tiene escasa incidencia en nuestra comarca. La mayoría son de transformación de productos primarios: agrarias y alimenticias, más bien de carácter artesanal y familiares con pocos empleados. Han desaparecido de un importante número de talleres y oficios artesanos tradicionales, o continúan con una estructura débil y fragmentada. Las más extendidas son: fabricación de quesos, avicultura y alimentos compuestos, panadería, bollería y pastelería; además, existen, aunque en menor medida, otras industrias transformadoras como carpinterías, aserraderos locales, calzado y vestido, …

El cuanto al sector de la construcción. Existen empresas pequeñas, de carácter local, en su mayoría de albañilería u otras ligadas a la misma. Es el sector más dinámico al amparo de la demanda de construcción de la segunda vivienda por parte de la población urbana, que traslada su residencia por pequeños periodos de tiempo, (principalmente en las vacaciones estivales), y el reciente auge en la adaptación y construcción de las viviendas rurales destinadas al turismo rural.

El sector servicios, se concentra en las cabeceras de comarca y en los municipios atravesados por carreteras importantes. Está desligado en general del sector agrario y representado sobre todo por el comercio, la hostelería y los trabajos administrativos. Se encuentra la mayor tasa de actividad femenina. El turismo es incipiente, necesita de una organización importante de cara a ofrecer alojamientos, restauración y otras actividades.



 
 
 
 

 

Calle Mediana, 5 - Bajo A
47800 - Medina de Rioseco - Valladolid - España
Teléfono.: +34 983 725 000 Fax: +34 983 720 205



       
© 2001 - 2010 | Aviso legal | Politica de Privacidad | RSS | DERECHOS Y OBLIGACIONES DEL RGPD | Webmail | Localización de la sede |